Practicar deporte de forma habitual es fundamental gozar de un buen estado de salud. Sirve cualquier tipo de deporte, en la mayor amplitud del término, que mejor se adapte a tus condiciones físicas y circunstancias: practicar deportes de equipo, practicar deportes individuales al aire libre o en el agua, natación en piscinas, caminar, actividad física en el gimnasio…

En este artículo encontrarás una serie de ideas y consejos para ahorrar practicando deporte, de manera que el dinero no sea un obstáculo para que te mantengas en plena forma física.

Practicar deporte gratis

Aunque en sentido estricto practicar deporte, como casi todo en la vida, cuesta dinero en todos los casos, por barato que sea (como mínimo deberás invertir en ropa deportiva y zapatillas; o en pesas u otras herramientas para levantar peso), podemos decir que la forma de practicar deporte casi gratis es hacerlo en la calle o en tu casa.

Ahora bien, antes de empezar a analizar las distintas formar de practicar deporte en la calle o en tu casa, es muy importante que tengas en cuenta que debes hacerlo con responsabilidad, no forzando en exceso tu cuerpo, aumentando progresivamente la intensidad del entrenamiento y evitando las horas de más calor, especialmente en verano, para salir a la calle a practicar deporte. Ante cualquier duda o malestar consulta con tu médico o fisioterapeuta.

Correr en la calle

Correr en la calle es una manera fantástica de hacer deporte a la vez que liberas tensiones y descubres tu ciudad y sus entornos.

Por contra, hay una serie de cuestiones que deberás tener en cuenta antes de salir a correr a la calle:

  • No salgas en horas de máxima calor.
  • Asegúrate tener unas zapatillas aptas para correr, de manera que tus pies no queden dañados después de varias sesiones consecutivas.
  • Debes aumentar el tiempo y la intensidad de la carrera conforme a tu forma física, para evitar riesgos cardíacos.
  • Antes cualquier molestia o dolor consulta con tu médico o fisioterapeuta.

Si correr nunca ha sido tu afición pero disfrutas estando en el agua, también puedes ir a la playa a nadar en el mar. En este caso, deberás seguir las mismas precauciones indicadas anteriormente para evitar riesgos sobre tu salud.

Usar las escaleras

Las escaleras son ideales para practicar deporte sin tener que pagar nada por usarlas, ya sean las escaleras de un edificio de pisos o alguna situada en el espacio público.

Las escaleras te permitirán fortalecer las piernas y estilizar los glúteos. Si padeces problemas de rodilla es mejor que no realices este tipo de ejercicio.

Gimnasio en la calle

Últimamente, encontramos en los parques de nuestros pueblos o ciudades máquinas de libre disposición que permiten trabajar la gran mayoría de los músculos. Aunque la calidad de las máquinas municipales, por lo general, serán inferiores a la de las máquinas de un gimnasio, te serán útiles si tu objetivo es simplemente mantenerte en forma y no conseguir una musculación extrema.

Hacer deporte casa

El propio domicilio es un buen lugar para hacer ejercicio. Sin embargo, te encontrarás con el problema del espacio: en tu casa no podrás ni correr ni practicar deportes de grupo. Si lo que quieres hacer es ejercicio aeróbico, te recomendamos seguir alguno de los tutoriales de Internet que recientemente se han puesto de moda. Esta modalidad es especialmente interesante ya que, aunque sea de manera indirecta, te pondrás en manos de un profesional y no realizarás ninguna práctica que pueda ser nociva para tu salud.

También puedes hacer flexiones o abdominales en el suelo de tu casa, siempre, a ser posible, protegido por una toalla o una colchoneta.

Otra modalidad apta para practicar en tu domicilio es el ejercicio estático, principalmente pesas (también pueden ser máquinas que adquieras) para fortalecer tus músculos. En este caso, debes tener en cuenta que el riesgo de sufrir lesiones musculares con esta modalidad es alto si no lo haces con el seguimiento de un experto.

Practicar deportes de grupo

Una manera magnífica de practicar deporte en la calle, al mismo tiempo que socializas, es practicar deportes de grupo en la calle, como el fútbol o el baloncesto, con tus amigos.

Invertir en máquinas y material deportivo

En ocasiones puede suceder que, en el largo plazo, te salga más a cuenta invertir en tus propias máquinas o pesas que pagar una cuota mensual en un gimnasio. En primer lugar deberás asegurarte de que en tu casa dispones del espacio suficiente para instalar y usar estas máquinas.

Una vez te has asegurado de que dispones del espacio necesario, deberás estudiar muy bien qué tipo de máquina necesitas y donde conseguir la mejor calidad precio. Para ello consulta las páginas especializadas de Internet y déjate guiar por los comentarios y opiniones que los usuarios hayan dado a cada una de las máquinas.

Por otra parte, para practicar cualquier tipo de deporte necesitarás material deportivo. A la hora de comprar material deportivo debes tener presente que a veces el producto más barato a la larga sale caro. Por lo tanto, el criterio a seguir tendrá que ser el de conseguir la mejor relación calidad precio.

Una de las formas para estar a la última es seguir de cerca las últimas tendencias, por ejemplo noticias de triatlón.

Compara el mejor material deportivo

Conseguir la mejor calidad precio que comentábamos anteriormente a veces puede convertirse en un asunto bastante complejo. Un determinado material deportivo, puede ser óptimo para realizar una determinada práctica deportiva y, a la vez, puede ser nocivo para realizar otra práctica.

Será importante que te dejes guiar por opiniones de expertos y que consultes en las páginas especializadas por ejemplo TTBike Triatlon del deporte que practiques los comentarios y reviews de otros usuarios. Campara los distintos materiales y, en base a esa comparación, determina cuál de ellos se adecua mejor a tus necesidades, tanto en lo que se refiere al deporte que realices como en la frecuencia con la que lo hagas.