0 Flares 0 Flares ×
4.5 (90%) 2 vote[s]

Hay sitios en los que es muy fácil entrar y muy difícil salir: una compañía telefónica, una atasco en una autopista en hora punta o un centro comercial en plenas rebajas. Otro de estos sitios es sin duda cualquiera de los ficheros de morosidad existente (rai, asnef…). Entrar en una de estos ficheros es algo sumamente fácil y, sin embargo, salir de asnef puede convertirse en un auténtico calvario para quien lo padece.

¿Qué es un fichero de morosidad?

Un fichero de morosidad es un listado donde las empresas incluyen a aquellas personas con las que han tenido algún tipo de problema en los pagos y con las que consideran que tienen algún tipo de deuda.

Ficheros de morosidad hay muchos, pero el funcionamiento es siempre el mismo y, sobretodo, los efectos que tiene sobre la persona afectada también.

Los motivos y las cuantías por las que una persona aparece en asnef son de lo más diversas. En nuestro despacho hemos visto desde la persona que está en asnef por cantidades inferiores a 20€ debido a impagos de facturas telefónicas hasta personas con asnef superiores a 100.000€. Lógicamente, la cuantía de los impagos determina el grado de dificultad para salir de asnef, aunque lo farragoso del trámite es igual para todos los casos.

¿Cuáles son los efectos de estar en Rai o asnef?

El efecto principal de estar presente en asnef o en cualquier fichero de morosidad es el hecho de tener una tacha en el historial financiero. Y esto puede llegar a ser sumamente grave puesto que no sólo impide obtener un préstamo personal en cualquier entidad de crédito si no que además impide realizar a la persona cualquier operación económica, por mínima que sea, que requiera financiación.

De esta manera, operaciones tan habituales y cotidianas como comprar un coche o una lavadora y pagarlos a plazos son misión imposible para aquellas personas que aparecen. Esto resulta todavía más grave para los autónomos puesto que habitualmente necesitan financiación y de esta manera ven cerrado el grifo de las entidades financieras.

¿Cómo salir de asnef?

Aquí hay que tener presente que estamos hablando de dos cosas dintintas: 

  1. Limpiar financieramente a la persona que se encuentra en el fichero de morosidad
  2. Conseguir que el nombre de la persona salga físicamente de la lista

El segundo punto es igual de engorroso, en cuánto a trámites de refiere, sea cual sea la cuantía de la deudas.

El primer punto, sin embargo determina claramente la estrategia a seguir para ello.

Evidentemente, si la cantidad que se debe es de 20€ lo que hay que hacer es pagarlo sin más dilación para que los intereses de la deuda no aumenten.

En los casos en los que hay que empezar a trabajar una estrategia es cuando las cuantías que se deben no son asumibles. Lo mejor que puede hacer la persona que se encuentra en esta situación es ponerse en manos de un analista financiero que le busque la mejor opción posible. 

La única opción de financiación posible con asnef

La única opción de financiación real que una persona presente en cualquier fichero de morosidad tiene es el préstamo hipotecario de capital privado. No hay más opciones ni posibilidades. No existen. No es posible. No hace falta que… Clic para tuitear

Para que una persona que esté en asnef o en cualquier otro fichero de morosidad pueda tener financiación es necesario que ponga como garantía un inmueble que sea de su propiedad o bien de alguien que esté dispuesto a avalar en esa situación. 

Una vez obtenida esta financiación el siguiente paso es pagar la deuda que se debe para poder salir de las listas de morosidad y acceder a financiación bancaria para devolver el crédito hipotecario solicitado antes.

Una vez hecho todo esto, el cliente está totalmente limpio financieramente volviendo a tener acceso al préstamo.

Si tu situación es esta o parecida, no dudes en ponerte en contacto con nuestros analistas financieros para que te ayuden a encontrar la mejor solución en tu caso.